CUENTO “Como el Buey corría junto al Caballo para probar quién llegaría primero”

Como el buey corría junto al caballo para probar quien llegaría primero.

image

Una vez, hace mucho, pero mucho tiempo se encontró  el caballo con el buey y juntos entablaron una animada conversación acerca de cuál de ellos corría más rápido. El caballo emitía su opinión y el buey, a su turno, la suya.

– Tú sólo piensa, – expresó el buey enfadado al caballo – Yo correría mucho más rápido que tú, pero me temo que la tierra se hunda debajo de mí. Ya sabes que soy muy grande, ¡y que tengo mucha fuerza!

– Eso es lo que a ti te parece, – dijo, sonriendo el caballo.- Pero si eso llega a ocurrir, tú no podrás justificar nada.

– Y nosotros podemos probar a ver quién corre más de prisa. – Decididamente agitó sus cuernos el buey.

Así que ellos decidieron probar suerte: quién sería capaz de correr más rápido y más largo. Empezó a correr el caballo y el buey.  Empezaron a correr para saber quién llega primero.

– ¿Soy peor que el caballo? ¿A ver si logro justificar que soy mejor? – Pensaba ahora el buey agitando con rabia sus cuernos.

Él se había enfadado mucho que el caballo empezase a correr más rápido que él. Sin embargo sin perder un minuto de tiempo, el buey empezó también a correr. El pobre corría con tal fuerza que la tierra gemía bajo sus pies.

– Si hay que correr, entonces corramos, – pensó el buey.

Y entonces, puede ser que todo fuera bien, pero el buey, en el camino se encontró con una desgracia… se encontró con una fosa profunda y, como  una bola de masa, cayó al fondo.

– Esto es lo que yo pensaba, que la tierra se iba a caer debajo de mí – se lamentaba ahora el buey.

El buey estuvo echado y gimiendo en el fondo de la fosa, quizá media hora. Cuando de repente observa parado sobre la fosa a un hombre.

El hombre salva al buey

image

– ¿Qué haces aquí? ¿Cómo te metiste en esta fosa tan profunda? –  Preguntó sonriendo, el desconocido.

–  Me metí como me metí – susurró enfadado y entre dientes el buey – ¿pero cómo salir de aquí? ¡Es muy profundo, buen hombre!

Entonces el buey le contó al hombre acerca de su conversación con el caballo, y luego, con lágrimas en los ojos comenzó a rogarle y suplicarle:

– Ayúdame, buen hombre a salir. De otra manera, voy a morir aquí.

– No te preocupes, yo te ayudaré, – respondió el hombre con tono suave.

Entonces, rápidamente corrió a su casa, enganchó sus dos bueyes  a un carro y corrió a la fosa donde yacía el buey. Bajó de forma lateral a la fosa, ató el buey al carro, y en unos minutos el buey ya se encontraba en la superficie, en el margen de la fosa.

– Nunca más correré rápido. Que corra el caballo si él es tan astuto e inteligente, yo voy a ir poco a poco, – dijo el buey muy enojado, despidiéndose del hombre.

Y desde entonces, y hasta nuestros días, los bueyes no corren rápido y nunca van de prisa…

Traducido del original por el Dr. Fabián Abdala Marzá

Anuncios

3 pensamientos en “CUENTO “Como el Buey corría junto al Caballo para probar quién llegaría primero”

  1. Pingback: EL BUEY y su simbolismo en Ucrania | Música Folclórica de Ucrania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s