Clasificación de la Música Folclórica Ucraniana

Durante la historia, varios estudiosos de la música folclórica de Ucrania, han intentado clasificarla según el tema y forma, y han llegado a establecer cuatro grupos, en los que nos vamos a basar para, poco a poco, hablar sobre todos ellos y sus subclasificaciones.

1. En el grupo 1 se encuentran canciones  “Rituales”, entre las que encontramos los  “villancicos” como koliadky o schedryk (esta última es la canción original que luego se transformó en la famosa “Carol of the bells”  norteamericana). Están también las canciones a la primavera, las que hablan de las ninfas, (rusalka), las del festival del solsticio de verano o canciones kupala.

2. Canciones a la coseha, y para bodas (como horila sosna palala).

3. Canciones históricas y políticas, que narran hechos del pasado, sea en una forma real, épico-lírica o de forma épica, como son las Dumas y las baladas.

4. Canciones líricas, es decir, basadas en poemas, que incluyen temas familiares, sobre clases sociales, canciones de amor.

Chumak, sobre soldados y reclutas, de excursionistas o caminantes, y canciones de cuna (lullabies en inglés).
                

Según mi poca o mucha experiencia en el campo de la musica folclorica, puedo afirmar que a este grupo pertenece la mayoria de canciones tradicionales, que, de hecho, no podemos catalogar en un subgrupo fijo.

Y yo en lo personal agregaría un quinto: Música por lo general sin texto, escrita por compositores y músicos profesionales y conocidos (no anónimos como en la mayoría de las canciones folcloricas), interpretada más por grandes bandas u orquestas en teatros o eventos serios, que por una o varias personas cantando felizmente mientras estan reunidos festejando, o un muchacho seduciendo a una jovencita al pie de la ventana de su jata, o durante alguna fiesta familiar.

Este grupo de canciones cruza o no cruza el límite entre la música que conocemos como ‘clásica’, ‘barroca’ o ‘romántica’ (segun la época de su composición). A este grupo pertenecen piezas como la mencionada “Marcha de los Cosacos” en el artículo presentado hoy mismo.

En la música lírica, la naturaleza y la humanidad despiertan emociones que se transmiten a través de la música junto con un texto generalmente presente. Casi siempre se utiliza el simbolismo del pueblo ucraniano, muy presente e importante en todo tipo de música de ellos:

el águila o el halcón simbolizan la masculinidad, el poder, la belleza, coraje, valor, y la libertad; la paloma se relaciona con la femeneidad; la gaviota es el símbolo de la madre que sufre; el árbol de viburnum, muy común en la región eslava y utilizado en canciones, representa a la muchacha, y el roble al muchacho varón.

Los símiles también predominan, comparando a la jovencita con una estrella; un árbol de viburnum, un pino o la amapola o al joven mozo con un roble, un arce o un pichón de paloma.

Y varios compositores de música conocida en el mundo occidental como Nikolai Rimsky-Korsakofv o Peter Tchaikovsky, se han inspirado en canciones folclóricas ucranianas para sus obras; además de músicos ucranianos que han musicalizado poemas populares, o han escrito letra para melodías folclóricas, hecho arreglos, ampliaciones, recortes, etc.

Y como sucede en varios aspectos del arte, que ya hemos visto, una canción folclorica es tomada por un compositor de ópera, o al revés.

En el artículo “Noche de Luna” existe un ejemplo, y en este enlace podemos ver, como la primera parte de la ópera de Mykola Lysenko “Taras Bulba” (relacionado al artículo de la semana pasada), la primera canción de un kóbzar, “”Oy kriache voron syzokrylyi…”/”¡Oh! El cuervo de alas negras está graznando…….”).

Al final, la música folclórica expresa el alma de un pueblo, y por lo tanto le pertenece; son los habitantes durante toda la historia de una región en especial los que la crean y la alimentan para que sobreviva a través del tiempo; o la dejan en el olvido y así desaparezca;  le cambian, agregan o quitan el texto, o la melodía; la exportan a otros pueblos que la adaptan a su propio sentir cultural. Pero nadie puede obligarlos a renunciar a su cultura; la historia nos ha demostrado, y es el caso especial y específico de Ucrania, que una cultura no se puede prohibir; resurge y con más fuerza, aprenderemos sobre la época del plast, y también sobre la actual, en la que desde 1991 muchos autores perdidos o escondidos están apareciendo, se están formando asociaciones que se encargan de la difusión de la música, o cantantes y grupos que la están reviviendo y volviendo famosa.

Estamos y seguiremos siendo testigos de esta muestra de la supervivencia y el resurgimiento cultural, y de todos los sentidos; las artes plásticas, rítmicas y escénicas;  la literatura, y las tradiciones culturales que están muy arraigadas a ese pueblo fuerte y luchador.

Y espero que detrás de nosotros vengan otros autores que nos ayuden a difundirla dentro de un mundo hispanoamericano,  occidental, que desconoce casi por completo las maravillas de esta nación.

Y es muy halagador para nosotros, autor y artista, creadores de este blog, que se nos hayan unido dos grandes personas, expertos en lingüística e historia y cultura de Ucrania, respectivamente, la Dra. Nadiia Vasylchenko, profesora y traductora graduada de Ucraniano, y el Dr. Fabián Abdala Marzá, también traductor y catedrático de la Universidad de Kíyiv.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s